Noticias‎ > ‎

Ya no basta con el ERP: el arribo de los software para administrar el talento

publicado a la‎(s)‎ 11 sept. 2012 2:55 por Carlos Mario Toro Franco

Software como los ERP han aportado mucho a los procesos de gestión, control y desarrollo de proyectos, productividad y recurso humano, pero las complejidades y potencialidades de las nuevas tareas no están siendo aprovechadas en su totalidad. Los Talent Management Software podrían ser la respuesta.

El título de este artículo hace alusión a un fenómeno que muchos CEOs, CIOs y compañías están vislumbrando al interior de sus organizaciones, donde los siempre confiables ERP se están quedando cortos para mejorar la gestión de los empleados y la productividad, con la utilización de más software.

Si bien, la mayoría de las suites ERP de los principales players globales incorporan módulos de RRHH y gestión de personal, parece que ya no son suficientes. Los Talent Management Software (o System, según el caso) (TMS) estándándole un nuevo significado a la palabra productividad y al RRHH.

Los TMS son soluciones informáticas, que pueden o no insertarse en el ERP, y que integran un completo portafolio unificado de soluciones de capital humano de la compañía. Este tiene por objetivo alcanzar el máximo desempeño de sus empleados a través de la colaboración, la premiación/sanción, la concreción de estratregias y planes y, lo más importante, una óptima gestión del talento al interior de la organización. Descubrir, potenciar y empoderar a los mejores es parte fundamental de estas consolas de productividad informática.

 

Una mejora en la ejecución del negocio

"Los proveedores que atienden el mercado para la gestión integrada del talento han avanzado en su oferta de características y funciones a través del desarrollo orgánico y adquisiciones", dice Lisa Rowan, directora del Programa, RRHH, Talento, y Estrategias de Aprendizaje de IDC. "A través de la investigación, IDC considera que los compradores están generalmente satisfechos con la profundidad de las ofertas de los proveedores. Sin embargo, están buscando una mejor integración entre las funciones, con un núcleo de recursos humanos."

La experta de IDC se refiere a la gran proliferación de compras, por parte de las grandes compañías de TMS, donde destacan las realizadas reciéntemente por IBM, SAP y Oracle y que Forrester explica en su blog de administración del talento.


 

“De hecho, ya estamos disfrutando de magníficos resultados luego de mejorar mil veces el desmpeño de la aplicación SuccessFactors Employee Centralcuyo tiempo de procesamiento fue recortado de nueve minutos a 200 milisegundos mediante el empleo de SAP HANA. Esto permite llevar operaciones de análisis y planeamiento de la fuerza laboral en tiempo real”, dice el Dr. Vishal Sikka, miembro de la Junta Directiva y Presidente de Tecnología e Innovación de SAP. “De la mano de SuccessFactors, tenemos la capacidad de ofrecer el portafolio de soluciones de gestión de capital humano más completo e integral, tanto de instalación físsica como de disponibilidad en la nube”.

McKinsey & Co. elaboró el estudio titulado 'Moviendo Montañas' en donde elabora la complejidad de adoptar el cambio al interior de las organizaciones y la importancia de las herramientas de software para la consecución de los objetivos.

”En nuestros últimos estudios, analizamos en profundidad el efecto que nuestros clientes obtenían al implementar el software de gestión del rendimiento y del talento. Pudimos observar un cambio en la curva de la distribución relativa. Nuestros clientes redujeron el porcentaje de empleados mediocres y aumentaron el de aquellos que registraban resultados superiores a la media. Esto equivale a decir que están moviendo montañas, propiciando que los empleados mediocres o en la media alcancen su auténtico potencial, o sustituyendo a éstos por otros capaces de realizar una mayor aportación”, dice el estudio de McKinsey Co.

 


¿Qué puede hacer un TMS?

Para comprenderlo claramente, un TMS hace todo lo relacionado con la gestión del negocio a través de unestratégico relacionamiento de los empleados con sus labores y metas, sus resultados y su productividad, todo acompañado de una interfaz amigable, más parecida a una red social que a una formal o complicada plataforma.

Los TMS son capaces de entregar soluciones de sincronización de negocios, trabajo en 'equipo, monitorear el desempeño del personal, gestión del aprendizaje, además de otros aspectos más conocidos como reclutamiento o planeación de la fuerza laboral. Incluso incorpra planes de 'sucesión', detectando posibles renuncias o alejamientos de emleados, para lo cual el software crea un plan de reemplazo.

55



Uno de los aspectos destacados de estas plataformas es que pueden ser adquiridas desde la nube, on-demand, y customizables a discreción. Desde allí, la compañía, cual sea el caso (CEO o gerente de RRHH) puede incorporar objetivos y metas segmentados por áreas y divisiones. A la vez, puede generar informes diarios, semanales o mensuales (públicos y/o privados) sobre una labor específica, determinando quién o quiénes lo hicieron bien o mal y quiénes merecen algún tipo de premio. 

Estas soluciones destacan por la colaboración que motivan, puesto que la interfaz es muy similar a la que uno pueda estar familiarizado con Facebook: avatares, caras reconocibles, mensajes, videos, fotografías, etcétera, tal como explica a AETecno Adrian Calabuig, Regional Sales Director de SuccessFactors. Un factor muy importante de destacar es la 'ludificación' de ciertas metas o tareas, continúa Calabuig, pudiendo el software otorgar 'estrellas' o 'medallas' a los empleados que mejor lo han realizado, lo que a la larga debiera concretarse en algún aumento de salario, la asignación de un proyecto desafiante o mejores vacaciones (estas condecoraciones y premios son de exclusiva responsabilidad de los CEOs y CIOs a cargo de la plataforma y estrategia de la compañía).

El estudio de McKinsey señala que, en base a la experiencia, pudieron observar con claridad que cuanto más estratégicamente se utilizan estos software, mejor provecho sacan de la inversión.

“Muy pocas (compañías) cuentan con sistemas o procesos específicos que les permitan saber con detalle de qué modo los empleados consiguen sus resultados o cómo ayudarlos a hacerlo. Muy pocos directivos pueden afirmar realmente 'Cuento con herramientas que me dicen en qué trabaja cada uno de mis empleados y con qué eficacia lo hace'. Esta falta de análisis del rendimiento del personal resulta sorprendente cuando se toma en consideración que los empleados representan el mayor coste para una empresa y se perfilan como el principal elemento a la hora de influir en el rendimiento de la misma”, dice el estudio.

Obviando los aspectos 'polémicos' de insertar al empleado en estas plataformas 'obligatorias' y 'observadoras' de las acciones y resultados, sí podemos decir que los TMS pueden resultar muy beneficiosos para empresas (y empleados) que tienen una muy buena dirección, objetivos y estrategias claras para su consecución. Quienes no tengan esto claro, harán más bien de los TMS un caos más que enfrentar día tras día.

 

Tomado de Tecno America Economia.

Comments